Un doctorado con proyección en la industria

En la década del 90, el Departamento de Computación de Exactas-UBA creó la carrera de Doctorado en Ciencias de la Computación, siendo uno de los doctorados pioneros de la especialidad en el país y el que mayor número de egresados posee en la actualidad. Si bien suele creerse que quienes realizan un doctorado necesariamente se dedicarán a la carrera académica, un 35% de doctores y doctoras en computación formados en Exactas se desempeñan en organizaciones no-académicas constituyéndose como líderes en su especialidad y cumpliendo un rol clave para el desarrollo del conocimiento científico-tecnológico. En este sentido, los perfiles de doctor en computación resultan altamente demandados por áreas de investigación y desarrollo (I+D) de empresas de primera línea e instituciones público-privadas y cumplen tareas críticas en temas de software, modelado, ciencia de datos o consultoría tecnológica.

¿Por qué el Doctorado en Computación es sumamente importante para el desarrollo productivo del país y de la región? Hacer el intento de responder esa pregunta no es sencillo, pero podría abordarse con una premisa básica: la formación en ciencia, tecnología e innovación es clave para enfrentar los desafíos del presente y el futuro, considerando a la computación como una de las disciplinas protagonistas de los cambios que vendrán.

Para entender esta propuesta de formación, resulta imprescindible tener en cuenta la proyección nacional e internacional del Doctorado en Ciencias de la Computación que se cursa en Exactas y cuyo lugar de actividades científicas de doctorandos y doctorandas es el Instituto UBA-CONICET de Ciencias de la Computación (ICC). 

Actualmente varios de sus egresados subrayan algunos de los atributos esenciales que les brinda esta formación, entre los que se encuentran el dominio de un tópico de la especialidad, el pensamiento crítico, la tolerancia a la frustración, el trabajo en equipo e interdisciplinario, la innovación y el liderazgo de un proyecto en I+D. También se destaca la posibilidad de vincularse con otras instituciones de investigación e investigadores de primer nivel, en cualquier parte del mundo. 

En términos de distribución de áreas laborales y profesionales, cabe recalcar que un 25% de doctores y doctoras forma parte de la carrera de investigador/a de CONICET y realiza docencia en Exactas, un 40% realiza tareas de investigación y docencia en otras instituciones y un 35% se desempeña tanto para empresas de la industria como para organismos público-privados en temas afines al desarrollo de software, inteligencia artificial, modelado, procesamiento y análisis de grandes volúmenes de datos y consultoría tecnológica, entre otros. En cuanto al lugar de residencia, un 80% se encuentra en Argentina mientras que un 20% reside en el exterior.

Si bien el Doctorado en Ciencias de la Computación del ICC, con sede en Exactas, conduce a la adquisición de habilidades relacionadas con la especialización en un tema de la disciplina y la investigación científica de calidad, esto no necesariamente implica que doctores y doctoras continúen con una carrera académica, ya que en muchos casos optan por incorporarse a reconocidas empresas: la formación recibida les permite ser líderes en el sector industrial (ver nota anterior del ICC “Doctores que brillan en la industria”).

Las áreas de desempeño de doctores y doctoras son diversas: existe un segmento importante de egresados que trabajan e investigan en empresas de desarrollo de software y tecnología en puestos claramente desafiantes, como así también lo hacen en organizaciones del sector público. 

Entre algunos ejemplos interesantes está Dan Hirsch, Chief Tecnology Office and VP Product Development de la empresa  Resolution 8 Technologies, una compañía que desarrolla la próxima generación de tecnología de resolución de disputas en línea basadas en inteligencia artificial. En otro ámbito de responsabilidad para las organizaciones, se encuentra Camilo Melani, Senior Expert Data Scientist del BBVA, desarollando los modelos predictivos y analíticos del banco y liderando proyectos relacionados con la transformación digital. En línea con el tema de análisis de datos y grandes volúmenes de información, el puesto de Data Scientist (Científico de Datos) resulta altamente demandado en el mercado, rol en el que escasean candidatos y encuentra entre sus destacados, por ejemplo, a  Sebastián Ubalde en la plataforma de comercio electrónico Mercado Libre y a Saveli Vassiliev, Consultor Senior enfocado en proyectos de operaciones que utilizan ciencia de datos y optimización en McKinsey & Company. 

Al mismo tiempo, un puesto clave en la búsqueda de doctores, recurrente entre los egresados de Exactas-UBA, es el de Research Scientist. Este puesto de investigación y desarrollo es cubierto actualmente por Mariano Tepper en Intel Labs, quien investiga en temas de aprendizaje automático, reconocimiento de patrones y procesamiento de imágenes digitales; como así también por Guido Chari y Daniel Ciolek, ambos desarrollando tareas de investigación para ASAPP, una empresa que recientemente desembarcó en el país cuyo foco está en mejorar la experiencia del cliente e incrementar la productividad utilizando Machine Learning. 

En lo que hace al ámbito público, es realmente relevante el trabajo de dos doctoras, por un lado Silvina Dengra, quien realiza tareas de Analista Senior de Explotación de Datos para la Gerencia de Negocios de la Tarjeta SUBE (Nación Servicios) y, por otro lado, el rol de Sol Pedre, desempeñándose como Jefa de la División Robótica y Automatización de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), que desarrolla tecnología para el proyecto CAREM, primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en la Argentina. Estos son sólo algunos de los casos en donde el doctorado muestra, una vez más, su enorme valor agregado para la industria y el sector público-privado. 

Argentina Exterior % doctores
Empresas
  • ASAPP
  • Mulesoft
  • Mercado Libre
  • BBVA
  • Telecom
  • Resolution 8 Tecnnologies
  • Eryx
  • Interaxa
  • McKinsey & Company
  • De Innovatie
  • Clementine Software
  • Sigmind
  • Papyro
  • Mercap
  • Findo Latam
  • Google
  • Microsoft
  • Intel Labs
  • Argo AI
  • Two Sigma
30%
Organismos e instituciones públicas
  • Nación Servicios (SUBE)
  • Comisión Nacional de Energía Atómica
  • Fundación Sadosky
  • Organización Europea para la Investigación Nuclear-CERN
5%
Instituciones académicas y universidades
  • Instituto de Ciencias de la Computación (UBA-CONICET)
  • Instituto de Cálculo (FCEN-UBA)
  • Centro de Simulación Computacional para Aplicaciones Tecnológicas (CONICET)
  • CEMIC-CONICET
  • Instituto Tecnológico de Bs. As.
  • Universidad Tecnológica Nacional (Facultades de Córdoba y Santa Fe)
  • Universidad Nacional de Quilmes
  • Universidad Nacional de General Sarmiento
  • Universidad Nacional de Mar del Plata
  • Universidad Nacional de Rio Cuarto
  • Universidad Nacional de Rosario
  • Universidad Nacional del Sur
  • Universidad Nacional de Luján
  • Universidad Nacional de Salta
  • Universidad Nacional de Moreno
  • Unversidad Di Tella
  • Carleton University Ottawa (Canada)
  • Universidad de Madeira (Portugal)
  • National Institute of Aerospace NIA Research (Estados Unidos)
  • University of California Santa Barbara UCSB (Estados Unidos)
  • Universidad de Zurich (Suiza)
  • German Research Centre for Geosciences (Alemania)
  • Humboldt Universität zu Berlin (Alemania)
  • Friedrich Alexander- Universität Erlangen (Alemania)
  • Max Planck Computing and Data Facility (Alemania)
  • University of Liege (Bélgica)
  • Instituto IMDEA Madrid (España)
65%

Desde la creación del doctorado hasta la actualidad

A mediados de los años 90, el Doctorado fue creado en el ámbito del Departamento de Computación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. La idea fue abrir un ciclo de estudios de posgrado que tradicionalmente conduzca a la adquisición de las competencias y habilidades relacionadas con la formación especializada y la investigación científica de calidad. 

Tal como relata el Dr. Pablo Jacovkis, uno de los impulsores de la carrera, en su libro “De Clementina al Siglo XXI”, en esa década en general en otros países con voluntad de desarrollar  una disciplina, la estrategia fue enviar un cierto número de estudiantes de doctorado al extranjero para que a su regreso, con el título de doctor, pudieran formar una masa crítica de investigadores. En ese momento en Argentina esta idea era prácticamente inviable y se resolvió de una forma muy distinta: fomentar los doctorados en Exactas. Esa política de algún modo permitió la formación de doctores a un costo muy inferior a enviarlos al exterior, con la desventaja de que en ese entonces eran pocos los científicos que estaban en condiciones de dirigir tesis de Doctorado en Computación. El problema se resolvió con una combinación de orientadores desde el exterior y la colaboración de expertos en disciplinas cercanas a la computación. A medida que pudo obtenerse el acceso a más recursos, programas de financiamiento y becas, las tesis dirigidas desde el exterior se vieron enormemente favorecidas y se posibilitó a numerosos estudiantes de doctorado poder realizar estancias de investigación en el extranjero por períodos cortos, enriqueciendo su formación. 

Entre 1997 y 2011, unos 50 doctores y doctoras defendieron su tesis. Mientras que entre 2011 y 2019, fueron 48. Actualmente se han recibido 103 egresados del doctorado. La primera fue Martina Marré en 1997 y los últimos (al momento de publicación de esta nota) Leandro Nahabedian y Andrés Viso. 

2020-07-27T10:43:25-03:00 23/julio/2020|Noticias, Vinculación|
Go to Top